lunes, 1 de octubre de 2012

OCTUBRE 2012. INICIO. Claudia es una madre soltera que trabaja vendiendo fayuca para poder salir adelante y así poder pagar los estudios de Lucía, su hija, ayudada por Verónica, su madre, quien posee una fonda que atiende con la ayuda de su mal encarado y alcohólico marido, Rogelio, quien jamás ha perdonado a Claudia por haberse embarazado teniendo apenas quince años; desprecia a Lucía, su nieta, a la que considera una bastarda y encima debido a los males de su familia no trabaja, hundido en el alcohol. Claudia y Lucía ayudan a Verónica a asear la fonda. Hablan de sus sueños, de lo que pudo haber sido todo si no hubieran puesto los ojos en los hombres equivocados. Aconsejan a Lucía para que ella no cometa la misma estupidez.

En una lujosa mansión, la vieja Úrsula De la Mora sufre por no saber el paradero de su hijo y la familia de éste. Se desahoga con su joven abogado, Leonardo Alcocer, a quien pide que encuentre a su hijo y familia pues desea heredarlos y hacer las paces antes de morir. Lamenta que su hijo haya preferido irse con Verónica, una mujer vulgar y pobre que, sin duda, supo ganarse su corazón. Leonardo Promete que encontrará a esa familia.

Claudia sufre insultos por parte de Rogelio, quien le asegura que Lucía será una perdida igual a ella. Claudia sufre en su soledad pues no tiene los medios para irse de una vez por todas y dejar a su padre, quien a su vez pelea con Verónica, quien le exige que, si no le gusta convivir con su hija y su nieta entonces de vaya lejos, que regrese con sus padres, los cuales lo dejaron en la miseria por negarse a casar con la mujer que ellos querían. Rogelio reacciona y asegura a Verónica que en efecto debió casarse con esa otra la cuál hubiera resultado mucho más mujer que ella. A cambio recibe de Verónica una fuerte cachetada.

En una zona de gente pudiente la familia Forasteri  se reúne a la mesa. Silvia y Guido son un matrimonio ejemplar, mientras que sus hijos, Alexis y Michelle aunque son hermanos son diferentes pues mientras que Michelle es una joven universitaria con aspiraciones profesionales, Alexis es un junior dedicado solo a divertirse y es por ello que tiene enfrentamientos con su padre, quien desea que sea un hombre de bien y siente cabeza. Silvia y Michelle hablan a solas y la hija confiesa que Bruno, su apuesto y envidiable novio, desea que tengan relaciones sexuales. Silvia, que es de mente abierta, le aconseja que si se siente preparada y lo desea, lo haga, pero siempre protegida, aunque considera que es mejor a que espere.

Guido tiene en su oficina un encuentro con Raquel, su asistente y amante, quien le insiste en que olvide la cena que tiene con su mujer y mejor ellos dos se escapen a saciar sus pasiones. Los dos se besan apasionadamente.

Michelle y Lucía son amigas y ambas hablan del amor que sienten cada quien por el hombre al que aman. Con ellas se encuentra Liliana. Lucía lamenta que Alexis no haya puesto aún los ojos en ella y Michelle le asegura que es lo mejor pues su hermano es un bueno para nada. Liliana sin embargo les asegura que entregarse a un hombre es lo mejor que una mujer le puede pasar. Son interrumpidas por Bruno, quien pide a su novia que se entregue a él. Ante la negativa de ésta él reacciona violentamente, asustándola. Él asegura que no esperará más y que Michelle debe ser suya a como de lugar.

Cristóbal y Alicia discuten fuertemente con Pablo, su hijo, al que el hombre exige que  demuestre que es un hombre y les presente una novia, una esposa con la que pueda procrear hijos. Pablo se revela ante sus padres y confiesa que es homosexual. Sale de casa y se encuentra con Andrés, su novio, a quien le dice que ahora que sus padres saben la verdad se siente mejor y ellos pueden ser felices.

Leonardo comienza la búsqueda del hijo de Úrsula y curiosamente tiene en la calle un encuentro cara a cara con Claudia. De inmediato los dos quedan flechados al conocerse y él la invita a tomarse algo. No puede, pues debe trabajar en su puesto de fayuca. Él le pregunta por un hombre y ella, asustada, le dice que ese hombre dejó de vivir en el barrio hace muchos años. Rápido acude a contárselo a Verónica, quien sospecha que si alguien está buscando a Rogelio es para hacerles daño. La mujer no sabe qué hacer y en sus rezos suplica que la familia de él nunca los encuentre.

Guido deja plantada a Silvia por entretenerse en un motel con Raquel. Cuando llega a casa su esposa le pide una explicación y él asegura que tuvo una cena de trabajo. Ella teme a que su marido pueda engañarla pero está segura del amor que se tienen.

Lucía es sorprendida por Alexis, quien le asegura estar interesado en ella pero temer a que sea mojigata como las demás muchachas de su clase. Lucía se deja besar por él y emocionada cuenta a su abuela lo que le ha sucedido. Verónica con pesimismo le pide que olvide su amor por el muchacho pues los chicos como él solo se burlan de muchachas como ella. Rogelio las interrumpe y asegura que Verónica tiene razón, pues un muchacho de esos fue el que se burló de Claudia, su madre. Lucía defiende a su madre enfrentándose a su abuelo, quien la abofetea. La muchacha sale corriendo de casa y Verónica maldice a su marido, quien se refugia en el alcohol, mientras que Lucía llama a Alexis y le pide ayuda. Él cree que es el momento ideal para conseguir lo que quiere. Recoge a la muchacha, la besa, le habla suavemente y la convence de que se entregue a él, drogándola.

Vanessa sorprende a Mauricio, su marido, besando a su hermana, Minerva. A los dos arma tremendo escándalo en el restaurante. Allí, Minerva le exige que sea sincera y acepte que su matrimonio estaba arruinado desde hace mucho tiempo. Vanessa regresa al edificio en el que vive. En un pasillo se encuentra con Silvia  y ambas comparten la angustia que sienten debido a sus hombres. Se aconsejan y consuelan y estrechan sus manos jurando que además de vecinas serán amigas.

Minerva cree que lo mejor que pudo pasar es que Vanessa se haya enterado de la verdad por lo que espera que le deje el camino libre con Mauricio, quien trata de reconciliarse con su mujer sin lograrlo pues Vanessa está muy herida.

Guido y Silvia discuten por las sospechas de ella. Él le jura que no tiene ninguna amante y que ella es la única mujer en su vida. La besa y le hace el amor para convencerla nuevamente.

Pablo y Andrés compran pan y al caminar por la calle son abordados por dos sujetos que golpean fuertemente a Andrés. Desde lo lejos Cristóbal lo observa todo, saboreando con homofóbia el momento. Pablo no es tonto y se presenta en la casa de sus padres donde asegura a su papá saber que él fue el responsable de lo que sucedió y amenaza con demandarlo la próxima vez. Cristóbal lo corre y asegura que él no tiene hijos maricones. Pablo regresa al lado de Andrés, al que cura las heridas. Los dos se besan y se prometen que estarán siempre juntos.

Liliana convence a Michelle de que se entregue a Bruno. Ésta decide hacerle caso a su amiga y sale con su novio, quien le da una pastilla para que disfrute más del momento. Al llegar a casa es sorprendida por Silvia, a quien le dice que Bruno es en efecto todo un hombre y que en cuanto termine su carrera se casará con él. Silvia teme a que su hija solo sea engañada.

Claudia y Verónica están preocupadas por Lucía. La angustiada madre decide llamar por teléfono a Leonardo, a quien le pide ayuda. Él va por ella y salen a buscar por el barrio a la muchacha sin poder encontrarla. Repentinamente Lucía llega a casa y desciende del auto de Alexis. Es sorprendida por Yolanda, quien le pide que nunca más vuelva a desaparecer. Claudia se alegra de saber que su hija está bien y la abraza. Leonardo comprende la calidad de mujeres que son ellas a pesar de que están solas, pues ignora la existencia de Rogelio ya que Claudia le ha dicho que es huérfana de padre.

Vanessa y Silvia desayunan y hablan de sus maridos. Vanessa llora pues tras lo ocurrido entre su marido y su hermana no cree poder volver a confiar en alguien, mientras que Silvia, a pesar de sus sospechas, asegura que Guido es uno de los hombres más intachables que puedan existir.

Raquel discute con Guido, quien desea que se den un tiempo pues su esposa sospecha que tiene una amante. Ella le propone algo: Dejar de ser su asistente y ser su ama de llaves pues así los dos se verían de noche sin que él tenga que salir de casa. Él cree que eso es un tremendo disparate.

Liliana visita a Bruno para pedirle drogas. Él le cuenta que ya ha hecho suya a Michelle por lo que la amiga lo felicita asegurándole que ahora él ya es dueño de las dos. Se besan apasionadamente. Él entonces la rechaza y le dice que ya no quiere nada con ella pues Michelle es mucho mejor en todos los aspectos. Liliana intenta abofetearlo pero él la detiene y la cachetea asegurándole ser una pirujita y mala amiga. Liliana no deja de sentir rencor hacia su amiga y se lo hace saber a su madre, Alicia, quien cree que Michelle es una muchacha buena. Alicia sufre por el abandono de su hijo Pablo a quien Liliana defiende. Pide a su madre que deje de pensar que todo es pecado y acepte a su hijo tal y como es.

Claudia agradece a Leonardo el portarse como un amigo con apenas conocerla. Él le asegura que se ha emocionado con ella y que le gustaría tratarla más pues cree que los dos pueden llegar a ser más que amigos. Ella pone mil pretextos por el temor a enamorarse de alguien y él le propone que se de la oportunidad. La besa.

Cristóbal habla con Guido y le cuenta lo que sucede con su hijo. Guido le aconseja que haga las paces con Pablo, pues si él estuviera en su lugar lo haría y aceptaría a su hijo de la manera que es, pero para Cristóbal es difícil.

Mauricio exige a Minerva que arregle las cosas pues él no desea divorciarse de Sabrina. La mujer le pide que se quede con ella pero él la desprecia y le dice que nunca podrá compararse con su hermana, la cuál es mucho mejor que ella en todos los aspectos. Minerva le dice que entonces se las arregle solo y no la vuelva a molestar. Perfecta, la madre de ella, los descubre y pide a su hija que le diga qué es lo que le sucede a Mauricio. Aparece Sabrina, quien le cuenta lo que está sucediendo. Minerva trata de impedirlo pero la verdad es dicha. Al saber la atrocidad causada por Minerva, Perfecta cachetea a su hija y le pregunta hasta cuándo dejará de causarle tantas vergüenzas.

Michelle y Lucía hablan de sus amores. Lucía asegura que está más enamorada que nunca de Alexis, quien acompañado de Bruno, llevan a las muchachas a un parque de diversiones, donde el mismo Alexis cuenta a su amigo que cuando se aburra de Lucía se deshará de ella como de todas las que se ha deshecho en el pasado.

Guido lleva a Raquel a su casa y allí le dice a Silvia que ella será el ama de llaves. Vanessa trata de negarse y habla en privado con su marido asegurándole sentirse celosa de esa mujer y a demás preocupada por Michelle, quien pasa poco tiempo en casa. Guido le aconseja que deje de sentir celos y confíe en Raquel, quien será gran amiga de sus hijos y la ayudará a controlarlos. Raquel se instala y de inmediato comienza a tratar a Isolda, la vieja empleada con la punta del pie, asegurando que de ahora en adelante las cosas van a cambiar.

Úrsula recibe la visita de Leonardo, quien le dice que su hijo no aparece por ningún lugar y que quizás se haya mudado a la provincia. La mujer se niega a aceptarlo pues está segura de que su hijo y la familia de éste se encuentran en la ciudad.

Claudia cuenta a Verónica lo feliz que se siente por haber encontrado a Leonardo, el cuál le inspira demasiado. Las dos creen que el destino de la madre soltera va a cambiar, aunque Verónica lamenta que el de ella ya no. Claudia le aconseja que dejen a Rogelio y se vayan juntas pero Verónica se niega pues a pesar de todo lo quiere y entiende su dolor. Claudia llora pues sabe que ella es la principal causante de la amargura de su padre y con el mismo llanto espera que el hombre que la engañó hace años no vuelva a aparecerse en su vida jamás.

Alicia sorprende a Pablo en su casa, avergonzada. Le asegura que tiene algo importante que decirle. Lo abraza y le jura que ella lo ayudará a que no pase miserias, mientras se establece bien. Pablo la presenta con Andrés, a quien la mujer estrecha la mano y le da la bienvenida a su familia.

Ante tantas insistencias Vanessa decide perdonar a Mauricio, quien asegura que lo que ocurrió con Minerva fue una total estupidez.

Guido visita a Raquel en su habitación. Allí los dos se besan y son sorprendidos por Isolda a quien él trata de comprar con una fuerte suma de dinero a cambio de su silencio. La mujer jura que no dirá nada pero mas tarde ante Silvia y Michelle asegura que Raquel no es buena.

Claudia descubre a Lucía besándose con Alexis. Habla con ella y le pide que no se encapriche con ese muchacho pues su padre era como él. Lucía se revela contra su madre y le dice que no porque ella haya sido una estúpida que se dejó embarazar a ella le tenga que ocurrir lo mismo. Claudia cachetea a su hija y más tarde le pide perdón pidiéndole que se cuide pues todos los hombres son iguales.

Michelle comienza a notar a Bruno indiferente pues se niega a tener más relaciones con él. Ella pide que le tenga paciencia y entonces él, enfurecido, la baja de su auto y la deja sola en la calle.

Silvia descubre a Raquel probándose uno de sus vestidos. La mujer asegura que solo se lo probaba porque sabe que nunca poseerá uno así. Silvia le pide que tenga mucho cuidado pues a ella aún se le hace muy extraño que su marido le haya cambiado su empleo de asistente por el de ama de llaves.

Vanessa comienza a trabajar como la nueva asistente de Guido, quien al mirarla bien cree que quizás ella pueda ser su nuevo amor, pues es sensual y bella.

Minerva habla con Pablo y llorando le confiesa lo que siente por Mauricio. Éste a su vez, aunque se encuentra feliz por la reconciliación con su mujer no puede dejar de pensar en su amante.

Leonardo no deja de pensar en Claudia, de quien se ha enamorado realmente. Suena el timbre y al abrir se lleva una terrible sorpresa al ver a su prometida, Jimena, quien le dice cuánto lo extrañó durante el tiempo que pasó en el extranjero pero ahora ha regresado decidida a casarse con él. Le muestra el vestido de novia que se compró. Él siente que se ahoga.

Liliana descubre que está embarazada y se lo hace saber a Bruno, quien le exige que se deshaga del hijo que espera pues él jamás le corresponderá. Ella amenaza con decirle a Michelle lo que sucede. Bruno la abofetea y le jura que si ella no hace nada por sacarse el hijo que espera él lo hará.

Mauricio intenta hacerle el amor a Vanessa pero ésta se niega. De su mente no se aparta la imagen de Guido, al cual se siente demasiado atraída.

Michelle cuenta a sus padres el trato que Bruno le ha dado tras despojarla de su virginidad. Guido decide salir en busca del muchacho para exigirle una explicación y ante la burla de éste lo golpea y le prohíbe que vuelva a buscar a su hija.

Raquel le jura a Isolda que Guido será para ella tarde o temprano. Obtiene un terrible veneno para deshacerse de Vanessa.

Claudia se encuentra con Leonardo, quien trata de decirle que su prometida ha vuelto del extranjero pero no puede. Se lleva una sorpresa cuando Jimena aparece y lo trata con ternura. Él trata de explicarlo todo pero Claudia se marcha y llora amargamente. Le cuenta a Verónica que lo suyo con Leonardo se terminó.

Michelle escucha a Lucía, quien le dice que se ha entregado a Alexis por amor. Michelle pide a su amiga que no se ilusione pues su hermano es igual o peor que Bruno, quien arma un escándalo a su novia y la culpa de la golpiza que le dio su padre. Liliana aparece y asegura que bien merecido se lo tiene. Cuenta a Michelle y Lucía que espera un hijo de Bruno.

Silvia aconseja a Vanessa que cuide bien a su marido pues hay muchas mujeres que desean un hombre como él. No sospecha que a su amiga ha comenzado a interesarle Guido.

Alexis sufre un accidente automovilístico que alarma a su familia. Lucía acude a verlo al hospital donde él la niega jurando que no la conoce. La muchacha sufre demasiado y se desahoga con su madre, a la que pide perdón por haberla ofendido. Rogelio solo las observa y lamenta tener en casa solo mujeres y ningún hombre. Acude a su amigo Genaro con quien se toma una copa en la cantina. Allí Genaro reprende a Beto, su hijo, del que se queja por ser un holgazán bueno para nada pero orgullosamente mujeriego, igual que su padre.

Leonardo tiene una fuerte discusión con Jimena, quien cree que él necesita tiempo para aclarar sus sentimientos. Jura que lo ama y que por ello siempre lo esperará.

Claudia discute nuevamente con su padre por lo que éste la corre de su casa y le exige que no vuelva más. Verónica intercede y decide que el que tiene que irse es él. Rogelio promete a su mujer e hija que se arrepentirán por todo lo que le han hecho. Acude a la casa de su madre, Úrsula, pero se niega a tocar el timbre por orgullo pues sabe que es otra mujer con la que tendrá que lidiar.

Beto intenta seducir a Lucía, a la que pide que le haga caso. Ella le asegura que no puede pues su corazón le pertenece a alguien más, además de considerar a Beto un bueno para nada que se divierte con todas las muchachas del barrio.

Mauricio busca a Minerva y la besa apasionadamente. Los dos se juran seguirse amando. Perfecta los descubre y pone un alto a sus engaños. Corre a su hija de casa y le exige que no la vuelva a buscar nunca.

Liliana exige a Bruno que le corresponda. Ambos forcejean y él la arroja de las escaleras por lo que pierde el hijo que espera. Busca a Michelle y le cuenta lo que le sucedió. Ambas deciden unir fuerzas para vengarse del muchacho.

NOVIEMBRE 2012. Leonardo acude a su primo Guido para contarle su situación amorosa y cuanto desea ayudar a Claudia, quien no tiene estudios por haberse embarazado siendo una muchachita. Le suplica ayuda y entonces Guido decide contratarla como su secretaria. Leonardo, feliz, se lo hace saber a su amada pero ella no quiere verlo por lo que el hombre habla con Verónica, a la que pide que convenza a su hija a la que él ama con todo su corazón. Jura y perjura que su relación con Jimena se ha terminado y que él solo puede ser feliz con Claudia. Verónica por su parte habla a solas con su hija y la convence de que acepte el trabajo y salga delante de otra forma. Cree que Leonardo la ama de verdad por lo que debe darle una oportunidad. Claudia decide hacerle caso a su madre.

Minerva pide a Mauricio que la ayude. Él le pide que se marche de su casa, donde Vanessa los descubre. Minerva pide a su hermana que la ayude pues vivir con Perfecta es un verdadero infierno. Vanessa se niega rotundamente y le pide que se marche. Minerva se va y solo le alcanza el dinero para vivir en la vecindad de Genaro, donde será vecina de Claudia y Yolanda. Es sorprendida por Beto, quien se asombra con su sensualidad.

Cristóbal y Alicia se enteran de que Liliana ha abortado gracias a Pablo, quien les pide que tengan más cuidado de la muchacha. Cristóbal no hace más que culpar a su mujer por todo. Asegura que sus hijos son como son porque ella es una débil que siempre los dejó hacer lo que les viniera en gana en vez de tratarlos con mano dura.

Guido hace el amor con Raquel en el jacuzzi. Son descubiertos por Silvia quien se abalanza contra la mujer y del cabello la arrastra por su casa exigiéndole que se marche. Guido se interpone y solo recibe cachetadas. Nadie sospecha que fue Isolda la que alertó a Silvia de lo que sucedía. Raquel, desesperada, asegura que nadie en la vida le ha hecho algo sin pagarlo. Toma un puñal e intenta matar a Silvia. Guido interviene y la hecha de su casa. Raquel jura que todos se las pagarán. Silvia llora amargamente ante sus hijos, frente a los cuales asegura que su padre, Guido, es el culpable de todas sus desgracias. Guido les pide a todos que tengan cuidado de Raquel, la cual está desquiciada y es peligrosa.

Lucía encuentra un trabajo como enfermera en un hospital donde es molestada por el doctor Germán Caballero, quien le asegura que si no cede a sus caprichos lo pasará muy mal.

Claudia comienza a trabajar como secretaria de Guido, quien se asombra con su belleza. Vanessa no soporta en un principio la belleza de la mujer por lo que decide que le cargará el trabajo para cansarla. Con el tiempo ve en ella a una aliada, discreta, de la que puede ser amiga.

Isolda cuenta a Michelle las bajas pasiones que Raquel sentía hacia Guido, hasta el punto de querérselo arrebatar a Silvia. Michelle cree que si su padre no hubiera dado pie a esas relaciones nada de lo que vivieron habría sucedido. Le reclama a su padre el haber engañado a su mamá, mientras que a Alexis le importa un comino todo mientras su padre le siga dando dinero.

Desesperado, Rogelio se cruza con Leonardo, a quien habla mal de Verónica y Claudia. Leonardo lo reconoce por lo que le pide que acuda a casa de Úrsula, la cual se encuentra muy mal y desea heredarlo. El hombre compaña al abogado hasta la casa de su madre, a la que llena de alegría. Úrsula le pide que le presente a su familia y el egoísta Rogelio asegura que él no tiene familia pero Leonardo se encarga de poner al tanto de todo a la infeliz mujer.

Andrés y Pablo comienzan a tener problemas debido a que Alicia se interpone en las vidas de ambos queriendo organizarles la vida. Pablo defiende a su madre, a la que cree una santa. Andrés le promete que si las cosas no se solucionan tendrán que separarse.

Cristóbal descubre boletos viejos de vuelos a Cancún a nombre de su esposa. También recados amorosos, por lo que está seguro de que ella lo engaña. Le pone una golpiza tremenda y ella entonces acepta que sí, que tiene un amante y que desea divorciarse. Desesperado, Cristóbal la amenaza con un arma de fuego pero no puede dispararle. Llora amargamente por el engaño asegurando que su familia es de lo peor.

En Cancun, Yuridia y Enrique se revuelcan y él lamenta no tener más dinero pues Alicia no lo ha visitado. Diana le aconseja que viajen a la ciudad de México donde seguramente será más fácil que él explote a la mujer.

Alexis no deja de manosear a Lucía, quien lo enloquece con su sensualidad. Ella se entrega a él y le dice que desea casarse. Él le promete que así será.

Raquel tiene un enfrentamiento con Claudia, quien le prohíbe entrar en la oficina de Guido. Forcejean y aparece Vanessa, quien corre a la mujer asegurándole que su jefe no desea hablar con zorras como ella. Guido las descubre y pide que lo dejen hablar con su amante, quien le exige una fuerte suma de dinero a cambio de salir completamente de su vida.

Mauricio busca a Minerva en la vecindad y hablan del amor que se tienen pero que no puede ser pues él es un metrosexual que vive de su mujer. Ambos hacen el amor ardientemente. Beto los espía y se saborea las curvas de la mujer.

Germán intenta propasarse con Lucía y ella reacciona cacheteándolo. Él jura que se vengará de ella.

Vanessa habla con Perfecta, a quien le dice que su relación con Mauricio está empeorando y quizás sería mejor divorciarse. Perfecta trata de ocultarle que entre su marido y Minerva aún hay una relación.

Leonardo sorprende a Claudia con unas flores y la invita a cenar. Los dos pasan una velada maravillosa y ella decide entregarse a él.

Cristóbal se encuentra con Andrés, al que insulta. Éste le aconseja que no se aleje de sus hijos por no ser como él quisiera ni se encargue de separar a su familia. Cristóbal llora en su soledad pues sabe que su familia está desunida desde hace tiempo.

Úrsula se presenta ante Verónica, a quien pide perdón por todo el daño que les hizo en un pasado. Pide que al deje conocer a su hija y a su nieta pero Verónica se opone y le pide que no arruine sus felicidades. Rogelio interrumpe y se porta violento con su esposa, quien frente a su suegra pone un alto a su marido.

Alicia tiene un encuentro con Enrique, quien le dice que ya vive en la ciudad para que estén cerca. Ambos se entregan su amor y él le pide que apresure a divorciarse pues con lo que le de su marido, que por derecho le corresponde, ambos pueden ser felices. Ella le da dinero necesario para que pueda vivir y moverse en la ciudad. Dinero que comparte con Yuridia, su amante.

Bruno no deja de pensar en Michelle y cree que debe reconquistarla aunque ya mantenga amoríos con Jessica, una muchacha oportunista que cree que él le dará todo lo que desea. Ella es compañera de Lucía en el hospital y se entrega a Germán con tal de salirse con la suya. Odia a Lucía por envidia.

Beto se le insinúa a Minerva, quien se da cuenta de las intenciones del muchacho. Ella lo invita a desayunar y él acepta. Los dos terminan en la cama.

Silvia se siente confundida y cree que su matrimonio con Guido no tendrá solución pues ella no podrá tenerle la misma confianza.

Michelle confiesa a Liliana que ama a Bruno con todas sus fuerzas por lo que está dispuesta a perdonarlo.

Vanessa pide el divorcio a Mauricio y él se niega. Le jura que jamás se lo dará.

Jessica llora amargamente y Germán la sorprende. Le pide que le diga qué es lo que le sucede pero ella insiste en callar.

Liliana busca a Bruno y le suplica que la ame pues ella no puede olvidarlo. Él la sobaja tanto que ella no encuentra más remedio que quitarse la vida. Su muerte llena de dolor a toda su familia, principalmente a Cristóbal, quien se siente culpable de la terrible consecuencia.

Mauricio pide ayuda a Perfecta pues no desea divorciarse de Vanessa y para ello está dispuesto a olvidarse completamente de Minerva. Perfecta le hace ver que ya es demasiado tarde para arrepentirse sin embargo promete ayudarlo.

Germán intenta violar a Lucía en el estacionamiento del hospital. Son descubiertos por Beto, quien pone al doctor en su lugar y protege a la muchacha hasta llevarla a su casa. Allí ella les cuenta a su madre y abuela lo que le sucedió. Claudia decide que lo mejor será denunciar al doctor pero por miedo Lucía prefiere callar y abandonar el trabajo. Beto pide a Lucía que sea su novia pero ella lo rechaza nuevamente.

Minerva cuenta a Genaro lo infeliz que es en el amor. Él le aconseja que luche con todas sus fuerzas para conseguirlo por lo que busca a Mauricio y lo besa fuertemente. Él la rechaza y le dice que desea reconquistar a Vanessa por lo que no quiere tener nada que ver con ella. Le pide que lo olvide.

Michelle culpa a Bruno de la muerte de Liliana. No deja de gritarle cuanto lo desprecia y desea que pague por todo el mal que ha hecho. Bruno la besa por la fuerza seguro de que ella no lo puede olvidar. Michelle lo abofetea.

Silvia hace amistad con Claudia y le pide que la acompañe a su casa. Allí se encuentran con Axel a quien Claudia reconoce como el hombre que hizo tanto mal a su hija. Axel no hace más que burlarse de ella y hablar pestes de Lucía. Silvia cachetea a su hijo y le exige que pida una disculpa. Éste lo hace y entonces Claudia lo acusa de ser el sin vergüenza que se burló de su hija.

Verónica no deja de pensar en Úrsula y le cuenta a Lucía que su bisabuela ha aparecido y ahora Rogelio vive con ella. Al saber que la bisabuela es inmensamente rica Lucía cree que deben aceptar su ayuda pero Verónica se niega pues no puede olvidar las ofensas ni el daño que su suegra le causó.

Minerva busca a Perfecta y le pide que la ayude a recuperar a Mauricio ahora que Vanessa lo desprecia. Perfecta se niega rotundamente y exige a su hija que no vuelva a poner un solo pie en su casa.

Andrés y Pablo siguen teniendo problemas por lo que Pablo pide a su madre que deje de entrometerse en sus relaciones. Cristóbal aparece y pide a su esposa que haga lo que su hijo le pide. La mujer se desahoga en los brazos de su amante, quien le exige que se casen, Ella pide el divorcio a Cristóbal y él se niega a dárselo y le asegura que es capaz de acusarla de bigamia.

Raquel habla con Guido y le exige ayuda pues espera un hijo suyo. Claudia y Vanessa escuchan todo y se sorprenden cuando escuchan al hombre decirle a su amante la emoción que le causa volver a ser padre. Le promete que le pondrá un departamento. Las mujeres creen que deben prevenir a Silvia.

Beto y Michelle se conocen y ella se interesa que él por lo que le propone que sean amigos a pesar que Lucía le dice que el muchacho es un bueno para nada.

Enrique y Yuridia planean matar a Alicia en cuanto ésta se divorcie y reciba el dinero que le corresponde.

Guido le hace el amor a Silvia, con quien se reconcilia. Se encuentra feliz por el hijo que tendrá con su amante.

Beto se encuentra con Minerva, quien se queja de su estado económico y su mala suerte en el amor. Él decide consolarla haciéndole el amor.

Raquel está segura de que de que ahora sí logrará que Guido se case con ella y abandone a Vanessa definitivamente.

Germán persigue a Jessica por las calles y la obliga a subir a su auto, en el que la besa y despoja de sus ropas haciéndole el amor.

Leonardo cuenta a Claudia que su abuela es millonaria y la había estado buscando desde hace tiempo y que esa fue la razón por la que se conocieron. Ella le pide que la lleve con Úrsula, a la que reclama que nunca se haya acercado para ayudarlos sabiendo que estaban en la miseria. Úrsula pide perdón a su nieta y le pide que acepte su ayuda pero Claudia es orgullosa y se niega. Se refugia en el amor de Leonardo, quien le pide que se case con él. Ella se niega y decide terminar pues cree que él la engañó al no contarle del paradero de su abuela.

Andrés descubre a Pablo con otro hombre por lo que termina su relación de años.

Michelle y Silvia acuden a un centro comercial y se topan con Raquel, quien se burla de ellas. Silvia desgreña a su rival en pleno centro comercial y grita a los cuatro vientos que esa mujer es una cualquiera. Raquel solo se ríe y le jura que muy pronto se llevará una sorpresa que le dolerá mucho más que los golpes que le dio.

Alicia dice a Enrique que no se puede divorciar por lo que él decide terminar su relación y la presenta con Yuridia, su novia. Alicia le suplica que no la deje pero él le dice que es demasiado tarde y que si no se casan no la desea más. La mujer sufre por el amor que siente hacia ese hombre que podría ser su hijo.

Mauricio visita a Vanessa en su oficina y le arma un escándalo. Claudia los interrumpe y reconoce al hombre como el novio de Minerva, la mujer que vive en su misma vecindad. Vanessa lo cachetea, furiosa y acusándolo de mentiroso le exige que nunca más la vuelva a buscar. Se desahoga con Claudia, a quien cuenta todo lo que ha vivido desde hace unos meses. Las dos deciden irse a un bar a tomarse unas copas. Allí son interceptadas por un extraño hombre que sigue a Claudia hasta su casa, espiándola.

Jessica sufre por tener que entregarse a Genaro para conservar su trabajo. Se lo cuenta a Genaro pero calla cuando Bruno los sorprende. Se va o con él y éste trata de hacerle el amor pero ella se niega y reacciona violentamente, confundiéndolo.

Alexis se topa con Lucía, a la que pide que lo perdone y acepte ser su amiga, Ella se niega y le cuenta que aunque él se burló de ella por considerarla menos que él, ahora ha descubierto que pertenece a una familia adinerada. Él escucha atento y a la menor provocación la besa asegurándole que en realidad no ha podido olvidarla. Ella lo abofetea y le pide que no la busque jamás.

Michelle cuenta a Guido lo sucedido en el centro comercial. Él busca a Raquel para preguntarle si está bien. Ella pone mil pretextos para que los dos pasen la noche juntos, llenando de dudas a Silvia.

Enrique y Yuridia  llegan a vivir a la vecindad y allí él y Minerva se conocen sintiendo una gran atracción el uno por el otro.

Michelle visita a Lucía con el pretexto de ver a Beto, el cuál le interesa. Se lleva una triste sorpresa al escuchar a Verónica, quien le dice que ese muchacho mantiene relaciones con Minerva, quien a su vez recibe en casa a Mauricio y lo besa cuando él le dice que quiere empezar una relación con ella. Beto los sorprende y arma tremendo quilombo asegurando que la mujer le pertenece.

Claudia es espiada por el extraño hombre que parece acecharla.

Genaro amenaza a Germán, asegurándole que Jessica no está sola. Germán, al creer que Genaro lo pueda denunciar, decide quitarle la vida. Cuando Jessica se entera le hace saber a Bruno que es el doctor el que quizás tuvo que ver con ese asesinato por lo que éste acude a Germán, quien le asegura que es inocente y que si tuvo que ver con Jessica fue porque ella se le insinuó. Jessica lo abofetea y asegura que miente para jurar que lo hundirá. Germán entonces cree que debe huir de la ciudad.

Leonardo insiste a Claudia para que regrese con él pero ella se niega. Guido le pide a la mujer que reaccione y no sea orgullosa pues Leonardo la ama verdaderamente. Ella decide hablar entonces con Silvia y Vanessa, quienes junto con Verónica la alientan a que intente ser feliz nuevamente.

TRES MESES DESPUES: Verónica, Claudia y Lucía se presentan en la casa de Úrsula, quien se encuentra agonizando. Deciden perdonarla y aceptan vivir en la misma casa que ella mientras está enferma. Allí Claudia habla con Leonardo, quien le pide que lo perdone. Ambos nuevamente se besan y al ser sorprendidos por Rogelio éste no hace más que insultar a su hija pero Leonardo le pone un hasta aquí y le exige respeto.

Silvia ha decidido ser una nueva mujer y hacer ejercicio, arreglarse más que de costumbre y tomar clases de Yoga, mientras que Guido sigue con su romance con Raquel, siendo ambos descubiertos por Alexis, quien no puede creer que su padre se siga burlando de su mamá, a quien ahora apoya. Ésta le hace saber que Claudia es una buena mujer y Lucía una buena muchacha a la que en serio debería tratar de conquistar.

Bruno recibe una llamada de su padre, quien le dice que regresará al país después de muchos años de ausencia.

Beto tiene ahora un trabajo gracias a Claudia y Michelle. Conoce a Vanessa y de inmediato se hacen amantes. Mauricio está a punto de descubrirlos pero Beto logra esconderse mientras que la mujer se porta cariñosa con su marido, con el que ha decidido regresar.

DICIEMBRE 2012. Yuridia y Minerva se han hecho amigas y la primera cuenta todo lo que ha padecido por seguir a Enrique, al que ama por sobre todas las cosas.

Silvia y Guido deciden hacer un viaje juntos. Cuando Raquel se entera decide impedirlo por lo que se aparece en su casa mostrando su embarazo y dice que el hijo que espera es de Guido.

Úrsula muere y en su testamento nombra herederas universales a su nieta y bisnieta. Claudia lo rechaza todo y Leonardo le pide que lo acepte y haga con ese dinero y la casa todo cuanto quiera. Rogelio se siente destrozado pues su madre no lo contempló. Verónica le pide que vuelva con ella y su familia y olvide los rencores y todo el pasado pero el hombre es necio y asegura que nunca le podrá perdonar a Claudia el haberles visto la cara de idiotas. Verónica le explica una vez más que, como muchas otras mujeres, su hija fue víctima del engaño de un hombre que solo la utilizó para saciar sus más bajos y ruines placeres.

Bruno se lleva una gran sorpresa al encontrar en casa a Camilo, su padre, quien lo abraza y pide que festejen el que vuelvan a estar juntos. Cenan con Jessica, a quien el muchacho presenta como su novia. A Camilo no le agrada la muchacha y se lo hace saber a su hijo asegurándole que las tipas como Jessica solo son para divertirse.

Minerva y Enrique se han hecho amantes a pesar de Beto y Yuridia. Se entregan su amor y Verónica es quien se da cuenta de ello por lo que reclama a la mujer que sea una cochina y no conforme con ser amante del esposo de su hermana también lo sea del hombre de su amiga. Minerva exige que no se meta en lo que no le importa, ambas se hacen de palabras y terminan desgreñándose. Beto defiende a su mujer y Verónica le dice que su mujer no es más que una cusca.

Silvia y Guido se han distanciado nuevamente. Él culpa a Raquel, a quien entrega una fuerte suma de dinero y le exige que no lo vuelva a buscar en su vida. Ella lo amenaza con demandarlo y él le asegura que si intenta extorsionarlo lo lamentará el resto de su vida pues es capaz de quitarle al hijo que espera y dejarla en la calle.

Lucía también es vigilada por el extraño hombre, quien sabe absolutamente todos los movimientos de ella y Claudia.

Michelle se hace novia de Beto y lo visita en la empresa, donde se besan. Vanessa los ve y siente ciertos celos. Más tarde le aclara al muchacho que a ella nadie le ve la cara de tonta y que si no quiere problemas lo mejor será que termine con esa mocosa.

Alicia y Cristóbal deciden separarse definitivamente y se lo hacen saber a Pablo. Ella decide hacer un viaje al extranjero y dejar todo el pasado atrás. Pablo se queda a vivir con su padre, al que promete cuidará ahora que se ha separado de Andrés, quien no puede perdonarle su infidelidad y sufre por ello. Trata de olvidarlo en bares y con otros hombres pero no puede.

Claudia pide a su padre que le de una nueva oportunidad para ser felices como familia pero él se niega. Aun así ella le dice que se casará dentro de poco con Leonardo. El día del compromiso y la pedida de mano llega y se hace una sorprendente fiesta a la que acuden Guido y Silvia representando a los padres de Leonardo. Allí Alexis aprovecha para pedir perdón a Lucía y suplicarle que le de una oportunidad. Ella le pide que le de tiempo pues él le hizo mucho daño. A la reunión, en casa de Doña Úrsula (q.e.p.d.)  llega a felicitar a Claudia el extraño hombre: Diego, el padre de Lucía. Claudia siente un terror inaudito y teme a que su hija sepa de su existencia. Él asegura saber todo acerca de las dos y desear recuperar a su hija. Claudia, nerviosa, corre y se lo cuenta a Leonardo y aunque buscan a Diego por todas partes no consiguen encontrarlo.

Cristóbal muere repentinamente por lo que Alicia regresa del extranjero a consolar a Pablo. Andrés también se acerca a él y le pide que rehagan su vida, juntos. Pablo cree que no puede abandonar a su madre por lo que prefiere quedarse al lado de ella.

Guido descubre a Vanessa teniendo amoríos con Beto por lo que prohíbe a su hija que siga manteniendo relaciones con él. No le dice el porqué, solo se lo prohíbe pero Michelle no está dispuesta a hacerle caso pues ama demasiado Beto, a quien el hombre advierte que si hace sufrir a su hija se las verá con él. Beto entonces habla con Vanessa, a quien dice que deben terminar. Ella se opone y le hace ver que Michelle no puede ofrecerle lo mismo que ella. Ambos hacen el amor

Michelle se entrega dulcemente a Beto, quien la desprecia por no ser virgen. Ella llora amargamente y entonces Guido busca al muchacho para golpearlo y exigirle que nunca más vuelva a buscar a su hija. Le arroja dinero a la cara como liquidación por los servicios que prestó a su empresa.

Ante la negativa de Vanessa para hacer el amor con él, Mauricio se refugia en otras mujeres y accidentalmente conoce a Mireya, una ambiciosa sin corazón que se propone exprimirlo.

Enrique necesita dinero y busca a Alicia, a quien le hace el amor. Le pide que lo ayude y ella le dice que su marido ha muerto pero no le ha dejado absolutamente nada. Él enfurece y confiesa haber perdido su tiempo en una estúpida como ella que al final no lo benefició en nada. Ella se aferra a él, asegura amarlo, pero el mal hombre solamente la desprecia.

Camilo habla con Jessica y le deja claro su desacuerdo en que ella pueda ser de su familia. Eso no impide que Bruno le proponga matrimonio a la muchacha, quien habla con Verónica y Claudia para pedirles un consejo. Estas la alientan para que acepte a pesar de Camilo.

Lucía decide darle una oportunidad a Alexis. Salen a un parque de diversiones y allí se encuentra cara a cara con Diego, quien asegura ser su padre. Ella, nerviosa, trata de huir pero él la sujeta y le exige que hablen. Alexis los ve y se interpone. Ambos hombres terminan golpeándose y entonces Lucía pide a su novio que se calme pues ese hombre es su padre. Habla con Diego, quien no hace más que despotricar canalladas acerca de Claudia. Lucía, muy digna, le asegura que no tiene nada en su contra pero jamás le permitirá que hable mal de su madre y que, si tiene cosas que arreglar con Claudia, lo haga, pero a ella no le quiera envenenar el alma.

Perfecta ha enfermado por lo que tanto Vanessa como Minerva acuden a su lado. La mujer les pide a las dos que vuelvan a ser unidas, como antes, y que se olviden del hombre que jugó con las dos. Vanessa no puede, pues ese hombre todavía es su marido. Perfecta le hace ver que Mauricio solamente las ha utilizado pues en el fondo es un vividor, un bueno para nada sin oficio ni beneficio.

Michelle no puede dejar de pensar en Beto por lo que se va de su casa y llega a la vecindad, donde le pide perdón y le ruega que la acepte. Él le propone que vivan en unión libre y ella acepta. Ambos hacen el amor.

Leonardo pide a Claudia que se casen prontos e intenten ser felices ahora que parece que todo les pinta de maravilla a los dos pues con parte del dinero que heredó, ella ha abierto su propio café, en el que Verónica ayuda a atender. La mujer cree que deben casarse pero en la fecha que acordaron. Teme a que Diego pueda interponerse en sus planes. Cuando Lucía les cuenta a ella y Verónica que habló con él, se preocupan. Verónica está segura de que con lo que su nieta le dijo al canalla éste no volverá a acercarse.

Yuridia reclama a Enrique que no tenga dinero para solventar sus gastos. Los dos discuten y ella termina golpeándolo. Él, enfurecido, le corresponde y le da dinero para que regrese a Cancún a ser la misma prostituta de calle que una vez fue. Ella le recuerda que no son diferentes pues él también se dedicaba a lo mismo: A dar placer por dinero tanto con mujeres como hombres. Se va y él, furioso, azota el puño contra una mesa lamentando que tenga que volver a las andadas.

Beto comienza a trabajar en un taller mecánico dispuesto a mantener a Michelle, quien por su parte no sabe si soportará vivir en la miseria.

Raquel no deja de acosar a Guido, quien le deja claro que no quiere volver a verla en su vida. Ella le exige que le responda por el hijo que tendrán. Él asegura que así será pero a su modo.

El auto de Vanessa se descompone y lo lleva al taller mecánico en que trabaja Beto. Allí se burla de él por su nuevo trabajo y le da su tarjeta donde está la dirección de su casa. Él teme por Mauricio y ella le dice que Mauricio ya no es su marido.

Andrés y Pablo deciden verse en una discoteca gay. Allí también llega Enrique, quien trabaja como stripper, desnudándose para los hombres. La pareja gay arregla sus problemas y ambos deciden darse una segunda oportunidad.

Mauricio se instala en un departamento con Mireya, seguro de que ella lo va a mantener. Los dos en realidad se engañan sin saber la tragedia que les espera.

Rogelio habla con Verónica y le dice sentirse muy solo. Ella le propone que la ayude en la cafetería pero él no desea nada que venga de su hija. Verónica le asegura que a pesar de todo Claudia no le tiene rencor y mucho menos Lucía, a la que él siempre ha despreciado por ser hija natural gracias a un cobarde que solo abusó de la inocencia de su hija. Rogelio llora amargamente y confiesa toda la impotencia que ha sentido durante años al no poder haber defendido a su hija, a la que aconsejó que se alejara de ese canalla sin que ella le hiciera caso. En realidad ese es todo su coraje hacia ella, pues él y Verónica quisieron prevenirla y Claudia nunca los escuchó. Los dos se abrazan y lloran juntos. Verónica deja que él saque todo el dolor que guarda de una vez por todas. Lucía los sorprende pero prefiere no decir nada. Más tarde le cuenta a su mamá lo sucedido y ésta acude a su padre para preguntarle si está bien. Rogelio no le dice una sola palabra.

Bruno anuncia a su padre que se casará con Jessica. Camilo lo felicita así como le promete que nunca lo ayudará a salir adelante pues jamás aceptará a esa mujer como su nuera.

Mireya emborracha a Mauricio para poder estafarlo quitándole sus tarjetas de crédito. Se lleva una terrible sorpresa al descubrir que el hombre no tiene absolutamente nada. Llora llena de frustración y lo maldice por haberla engañado. Él piensa lo mismo al darse cuenta que la mujer lo abandonó y lo llenó de deudas.

Silvia pide a Michelle que regrese a casa pero ella asegura sentirse feliz con Beto, a quien más tarde descubre haciendo el amor con Minerva, por lo que les arma un escándalo. Defraudada, Michelle no acepta todos los pretextos de Beto, quien asegura que Minerva lo sedujo. La muchacha decide que regresará con sus padres y así lo hace.

Jessica se encuentra con Germán, quien obsesionado con ella la secuestra para hacerla suya nuevamente y vengarse de la golpiza que Diego le dio. Ella intenta escapar de las garras del malhechor y en la carretera sufren un terrible accidente. Al estar en el hospital Jessica confiesa los hechos y acuda a Germán de acosador y violador. Llora ante Bruno, quien le promete que todo estará bien. Por su parte, Germán rinde declaración y se le anuncia que irá a prisión por lo que para evitarlo se arroja, por una ventana, hacia el vacío, perdiendo así la vida.

Guido habla con Alicia y Pablo, a quienes les dice que Cristóbal no los dejó en la calle pues tenía inversiones importantes que les heredó a los dos. La madre y el hijo acuden a celebrar junto con Andrés al antro gay, donde la mujer se lleva una terrible sorpresa el verse cara a cara con Enrique, quien se hace llamar “Angel de Fuego” y desnudo se deja manosear por hombres de la peor calaña.

Diego arma un escándalo a Claudia en la cafetería pues ella lo rechaza cuando él le dice que, por su hija, deben estar juntos. Forcejean y Verónica no puede separarlos. Es entonces que Rogelio interviene y pone tremenda golpiza al hombre, confesándole que hace muchos años se moría de ganas de hacerlo por la forma en que se burló de su hija. Pasmada, Claudia no puede creer lo que ve y escucha. Tras terminar de golpear al malhechor, Rogelio y su hija solo se miran fijamente. Ella acude a abrazarlo para darle las gracias y el con llanto se aferra a ella y le pide perdón. Yolanda y Lucía lloran de la emoción. Los cuatro se abrazan fuertemente y Rogelio promete que de ahora en adelante serán la familia que siempre debieron ser mientras que la policía se lleva a Diego, quien entiende que jamás podrá recuperar lo que nunca le perteneció.

Silvia y Guido hablan con Camilo, a quien aconsejan que acepte a Jessica si ella es la mujer que hará feliz a Bruno. Tras hacerle ver otras cosas Camilo termina por hablar con su hijo y aceptar a la muchacha.

Raquel, decidida a llegar a las últimas consecuencias para asegurar su futuro con Guido, decide atropellar a Silvia pero falla. Silvia sin embargo la reconoce y decide denunciarla responsabilizándola de cualquier cosa que les puedan suceder a ella o a su familia. Guido, al enterarse, se presenta ante Raquel y le exige que se de por vencida y le quede claro que ella solo fue una amante pero jamás llegará a ser la esposa.

Minerva descubre que está embarazada y no sabe si ese hijo sea de Beto, Enrique o Mauricio. Decide hablar con Vanessa y la busca en su casa. Se lleva una terrible sorpresa al verla acostándose con Beto. Las dos hermanas, al saberse engañadas, lo cachetean por lo que él apresurado sale desnudo del edificio huyendo. Al quedar solas las dos ríen de lo ocurrido y Minerva cuenta lo de su embarazo. Asegura no querer saber quién es el padre pero estar decidida a tenerlo para tener por quien luchar en la vida.

Claudia y Leonardo han comenzado con los preparativos de su boda y creen que ésta vez serán completamente felices. Claudia agradece a su prometido que él no sea igual al resto de los demás hombres. Él la besa, apasionado y le asegura que jamás le dará un solo motivo de queja.

Guido sale de viaje y llega a Cancun, donde tiene una aventura con Yuridia. En el hotel se topa con Jimena Arriaga, la ex prometida de Leonardo, con quien decide emprender una aventura. Las dos mujeres tienen un trio con el hombre quien regresa a la ciudad con Jimena. Cuando llega a casa Silvia le descubre labial en la camisa por lo que lo cachetea y le exige una explicación. Él asegura que todo ha sido un error y entonces ella decide que su marido jamás cambiará por lo que le pide el divorcio.

Mauricio se topa con Mireya, a quien reclama el haberlo engañado. Los dos se hacen de palabras y él la cachetea por lo que otros hombres salen en defensa de la mujer y ponen a Mauricio tremenda golpiza. Mireya le exige que nunca más la vuelva a buscar.

Beto no puede recuperar a ninguna de sus mujeres y eso lo hace sentir terriblemente mal.

Minerva regresa a vivir con Perfecta, a quien la idea de ser abuela la ha motivado.

Raquel ha conseguido un arma de fuego para vengarse de Guido, al que desea eliminar. Amenaza a Silvia con el arma y la hace subir a lo más alto del edificio, dispuesta a asesinarla. Guido intervine y suplica que no le haga daño a su esposa pero Raquel está más que decidida. Aún embarazada no tiene miedo y decide disparar pero Guido se abalanza contra ella para proteger a su esposa y ambos caen al vacío, perdiendo así la vida. Silvia, aterrada, sufre por el monstruoso momento y es consolada por sus hijos, quienes lamentan la trágica muerte de su padre.

Arruinado, Mauricio se dedica a conquistar señoras para así poder explotarlas. Accidentalmente conoce a Alicia, con quien comienza un romance.

Lucía termina su carrera y se recibe como doctora. Es feliz al lado de Alexis, con quien tiene una buena relación.

Beto pide a Michelle que lo perdone pero ella no quiere saber más de él por lo que el muchacho continúa trabajando en el taller mecánico.

Vanessa y Silvia se reúnen a desayunar y hablan de sus vidas ahora que están solas. Silvia no desea rehacer su vida con nadie pues cree que en cuanto sus hijos se casen los nietos llenarán toda su vida, además que debe hacerse cargo, junto con Alexis, de la empresa de Guido. Vanessa por su parte la presenta con su nueva pareja: Camilo, con quien lleva una relación estable que al parecer será duradera.

Verónica y Rogelio son dichosos por vivir en una casa nueva y con toda su familia. Apuran a Claudia, quien se prepara para su boda y no está lista a pesar de ser tarde. Finalmente termina y al llegar a la iglesia es recibida con un fuerte aplauso. Llega al altar donde Leonardo ya la espera. Los dos se casan y se dan un fuerte beso de amor.

Verónica presume a todos, en la fiesta, que su hija se ha sacado la lotería después de haber sufrido tantos años. Rogelio y Lucía no hacen más que expresarse bien de Leonardo, quien asegura a su mujer ser el hombre más feliz del mundo por haberse casado con ella.

La luna de miel de Claudia y Leonardo es maravillosa. Al regresar a la ciudad ella no hace más que contar a los suyos lo feliz que es en una reunión de la que Leonardo desaparece para presentarse en casa de su esposa, con la que tiene dos hijos pequeños y en la que ella le reclama el haberse ausentado por tanto tiempo. Él le asegura a esa mujer que tuvo un viaje de trabajo. La abraza y carga a sus dos hijos.





FIN







© TODOS LOS HOMBRES SON IGUALES   DR. 2012
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su cipia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) 1999 (P) 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario